<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

sábado, octubre 20, 2007

HAYA

Con el advenimiento de la estación otoñal llega la anual caída de la hoja para muchos árboles de nuestros exiguos bosques.Se despliega toda una sinfonía de colores que proporciona una maravillosa vista para todo el que tenga la ocurrencia de pasear, contemplar y disfrutar en medio de ese sosegador silencio que impera dentro de la espesura de un bosque caducifolio.Y si hay un especímen botánico al que el otoño hace lucir sus mejores galas ése es sin duda el haya, árbol totémico y mitológico en una extensa parte de Europa desde tiempo remoto.

El progresivo caldeamiento de la temperatura ambiental y el avance de la desertización ha arrinconado al hayedo en los bosques húmedos de la cornisa cantábrica y las cumbres pirenaicas, con algunas incursiones en el sistema Ibérico, Tierra de Cameros, y manchas relícticas más al sur como el vértice que componen las provincias de Madrid, Segovia y Guadalajara o los hayedos más meridionales de la península enclavados en los puertos de Beceite turolenses.Es significativo que a sólo 90 km de la capital española se encuentre uno de los últimos hayedos mesetarios, el de Montejo de la Sierra.

El haya, Fagus silvatica, es un árbol longevo de majestuoso porte que conforma extensos bosques de donde quedan excluidas otras especies arbóreas.Tal hegemonía se fundamenta en ciertas particularidades que rodean al haya y que impiden la proliferación de otras especies arbóreas y arbustivas por debajo del dosel que componen las ramas de las hayas.El tronco del haya se eleva verticalmente hacia el cielo, desde donde parten horizontalmente ramas en una disposición estratificada que tamiza y restringe el acceso de la radiación solar hasta el sustrato terroso.Es una imagen común la del hayedo tapizado por una sucesión de capas de sus hojas muertas, sin que ni siquiera una mínima brizna de hierba sea capaz de brotar entre tal profusión de materia en descomposición.Asimismo es el otoño la época elegida por las hayas para realizar su periódica muda, cuando sus hojas adquieren vivos tonos ocres, amarillos, rojizos, marrones hasta que finalmente quedan desnudas hasta la siguiente primavera.

Deambular entre hayas centenarias en una semipenumbra sempiterna, horadando el sepulcral silencio que preside un hayedo invita al ejercicio de la introspección.El hayedo es un mundo de sombras, de humedades escondidas que acechan al desnortado caminante.Aunque si ese caminante lo que busca es una senda hacia la reflexión, no hallará escenario mejor para entregarse a tales menesteres.Casi todas las religiones disponen de templos para escenificar su liturgia.¿Será el hayedo un templo de la naturaleza?.Por cierto, ayer se me olvidó elevar mis preces al altísimo....haya.

Saludos.

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

Blogger Démonée said...

He vivido en La Haya, preciosa ciudad...

6:05 p. m., octubre 21, 2007  
Blogger Galufante said...

Demo:

La pregunta que se tercia es...y comiste hayucos????

Agur.

6:57 p. m., octubre 21, 2007  
Blogger Démonée said...

No, pero mucho saté.

7:01 p. m., octubre 21, 2007  
Blogger Galufante said...

Demo:

Suena a satén...lleva lycra en su composición???

Agur.

6:18 a. m., octubre 22, 2007  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter