<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

domingo, septiembre 23, 2007

ASTEROIDE

A pesar de que se desconoce el tamaño del Universo, y aunque a tenor de los miles de millones de galaxias, planetas, estrellas y otros cuerpos astrales en estado sólido se pueda pensar que sea la materia, ente tridimensional, concreto y regido por las leyes de la física, la predominante lo cierto es que es el vacío sideral el que ocupa una gran parte del espacio interestelar.Según la física moderna y la astrofísica, el Universo se halla en constante expansión y en su seno la actividad generadora/destructora de cuerpos astrales es imparable.Todos los cuerpos astrales describen trayectorias espaciales, algunos orbitando alrededor de otros gravitacionalmente más poderosos, otros trazando caminos impredecibles vagando en el espacio libres de la influencia de la fuerza gravitatoria.

Un asteroide pasa por ser un cuerpo astral que pertenece al segundo de los grupos antes enunciados, una formación compacta de roca que se desplaza con entera aleatoriedad por el vacío hasta que tarde o temprano entra dentro del campo gravitatorio de algún astro, momento en el que se precipita contra ese astro que lo atrae sin solución.En función de las dimensiones del asteroide y de la fuerza gravitatoria del objeto, así es el efecto causado por su colisión.

La Tierra está siendo constantemente bombardeada por todo tipo de aerolitos, la mayoría de los cuales son de pequeño calibre, afortunadamente.No obstante, astrónomos norteamericanos observaron en 2005 un considerable asteroide, cercano a los 350 metros de diámetro, en cuya trayectoria podría interponerse nuestro planeta en torno al año 2034.Si ese amenazante aerolito impactase sobre la superficie terrestre, las consecuencias derivadas de ese cataclismo serían devastadoras y ciertamente inquietantes respecto a la continuidad de la vida sobre el planeta.

No está claro ni se puede probar que fuese el impacto de un enorme meteorito, similar al descrito, el que causase durante la era Secundaria, hace unos 65 millones de años, la repentina extinción de los dinosaurios, sumiendo la Tierra en una dilatada época de tinieblas.A título indicativo, se ha encontrado la evidencia de la existencia de un cráter al noroeste del Yucatán mexicano, el cráter de Chicxulub, de unos 180 kilómetros de diámetro que pudo ser causado por la colisión de un meteorito de unos 10 km de diámetro.Niveles insospechados de iridio, un metal raro en el subsuelo terrestre, encontrados en estratos correspondientes al cretácico parecen atestiguar un suceso análogo al descrito.

Si ese siderolito no modifica su trayectoria en los próximos 27 años, parecemos abocados a lo que se interpreta como el fin de la humanidad, una resurrección del mito del Armagedón.Pero tampoco conviene desesperar antes de tiempo porque científicos norteamericanos de la NASA y otros organismos ya trabajan para encontrar el modo de trastocar los nefandos planes del asteroide.Por esta vez, y sin que sirva de precedente, desearemos el progreso de tales investigaciones por la preservación de la raza humana y de la naturaleza.Cuando quieren, pueden actuar de manera altruista.

Saludos.

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Blogger Jean Bedel said...

Suena a Armageddon total. Cualquier día nos vamos todos al carajo. Bueno, todos menos unos cuantos ricos y enchufados que se iran a vivir dentro de una montaña :-)

11:24 a. m., septiembre 23, 2007  
Blogger Galufante said...

Bedel:

Creo que si pasa lo peor, ni siquiera a esos poquitos elegidos les quedará una mínima esperanza subterránea...

Agur.

4:13 p. m., septiembre 23, 2007  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter