<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

sábado, septiembre 22, 2007

KKK

Cacofónicamente ya se percibe un nauseabundo tufo cuando se pronuncian tantas kas consecutivas, una intuición que queda plenamente confirmada una vez se conoce la organización que responde a esas marciales siglas.Desde que fue fundado en 1865 por un puñado de ex-combatientes del ejército confederado, el Ku Klux Klan ha mantenido sus reaccionarias premisas ideológicas hasta nuestros días, tal y como sucesos recientes acaecidos en el estado de Louisiana así lo parecen confirmar.

Aunque es su frontal defensa de la supremacía de la raza blanca sobre las demás la que más ha trascendido y la que ha protagonizado una buena parte de los incidentes en los que sus activistas se han visto envueltos, su ideario comparte un rechazo visceral hacia el catolicismo y una condena categórica de la homosexualidad.Pero es en el uso de la fuerza, de la violencia desmedida, del terrorismo institucionalizado, sobre todo durante buena parte de la primera mitad del siglo XX, contra los norteamericanos de raza negra donde la triple K se ha ganado su malhadada fama.

Parece que hubo tiempos mejores para el Ku Klux Klan, llegó a contar con 5 millones de miembros, y en nuestros días el número de adscritos se reduce a unos 3000, aunque es innegable que todavía sus necrófilas acciones siguen despertando la simpatía y la comprensión de muchos millones de norteamericanos, sobre todo de los estados sureños.La inseguridad es un rasgo humano del que este modelo de asociaciones se valen para conseguir predicamento y difusión en la sociedad, aunque, dado el state of the art, los dictados sobre los que basan su endeble edificio sean planteamientos claramente anacrónicos, desfasados y superados afortunadamente por el desarrollo de los derechos humanos.Como todos sabemos, y nos hacen saber, esa inseguridad ciudadana ha sido, es y será una constante dentro de la vida de los ciudadanos estadounidenses.Una inseguridad que capilarmente parece que se está infiltrando dentro del tejido social de otros paises occidentales, entre los que debemos contarnos.Cabe prevenirse adecuadamente y pensar con frialdad, con entereza y con la razón por delante y por detrás, respecto a las causas que preceden a esa inseguridad en la que se están instalando las sociedades occidentales.En caso de abstención, siempre nos queda el manido recurso a volcar las culpas sobre los demás, sobre los otros.Y por supuesto, los demás siempre son ellos.Pensad, pensad, malditos.

Saludos.

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Blogger Démonée said...

Por eso nunca me ha gustado la semana santa. Los capuchinos me recuerdan demasiado a estos insurrectos.

4:59 p. m., octubre 06, 2007  
Blogger Galufante said...

Demo:

A lo mejor son más parecidos de lo que nos parece...Curioso, en las peores épocas de la Inquisición a los relapsos y demás morralla herética les hacían portar sambenitos...

Agur.

10:54 p. m., octubre 06, 2007  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter