<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

domingo, enero 21, 2007

TÉ DE RÍO

Durante los meses estivales, cuando la canícula alcanzaba su máximo apogeo, la hora de la siesta, un grupito de colegiales autóctonos y veraneantes asiduos debían exprimir su capacidad de improvisación para hallar una forma de asueto en un pueblo cuya mayor atracción la representaba su pintoresco paisaje.Resulta lógico que casi todas las tardes de aquellos jocosos veranos la pandilla dirigiera sus pasos hacia alguno de los variopintos escenarios que presidían el entorno.

Aprovechando la presencia de un curso fluvial de gélidas y límpidas aguas, y gozando de la refrescante caricia del agua que atenúa una opresiva sensación de achicharramiento, en muchas ocasiones la expedición diaria se encaminaba hacia las márgenes del río.Y entre las variadas opciones que ofrecía la exploración ribereña se encontraba la recolección de una hierba de fragante olor y conocido valor medicinal que solía crecer sobre los numerosos islotes tobáceos que salpicaban la corriente del río.Para arribar a tales islotes se precisaba de un metódico y exhaustivo reconocimiento visual que evitara los riesgos inherentes a una fuerte corriente.Una vez sorteadas las dificultades, un buen manojo de té de río venía a compensar la zozobra acumulada durante el escabroso trayecto a través de las rugientes aguas del río.

Se conoce como té de río a la especie vegetal Mentha Aquatica, perteneciente a esa familia tan aromática de las labiadas, muy similar a la hierbabuena y con una intensa y agradable fragancia que suele medrar en terrenos aledaños a corrientes de agua dulce.Un aroma que evoca aquellos cálidos y largos veranos de una infancia cuyas únicas pretensiones vitales se cifraban en inocuas distracciones como ésta de buscar ese verdivioleta trofeo vegetal escondido entre la espesura fluvial.

Saludos.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

Blogger patri said...

Pues no lo conocía.....
Por cierto gracias por añadirme a links, yo he hecho lo mismo. Mua

6:07 p. m., enero 21, 2007  
Blogger cOoL BoY said...

Holaaa, por fin entroo en tu blog, hay muy buenos posts! Me gustan, mañana te linkeo! Besos !

11:04 p. m., enero 23, 2007  
Blogger Galufante said...

Patri:

QUID PRO QUO, pequeña...Requetemua...

Cool boy:

Mil besos por linkarme...a ver si crece la audiencia...

Agur.

2:45 p. m., enero 25, 2007  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter