<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

viernes, enero 12, 2007

ESTUFA

Mucho antes de que los modernos sistemas de calefacción invadieran nuestros hogares, el sistema habitual empleado para caldear las piezas de una vivienda iba desde los socorridos braseros hasta las estufillas de gas.Aunque en una gran proporción, sobre todo en el entorno rústico, era la estufa de leña la que presidía la estancia principal de la casa.

Ocupando un rincón de la sala, colocada justamente debajo del tiro de la chimenea, la estufa era la compañera imprescindible durante una buena parte del año.Al amor de la lumbre el abuelo rememoraba sus campañas madereras mientras un puñado de sabrosas castañas se asaban en las arandelas de la estufa.La calidez del fuego se hacía más patente cuando uno de los frecuentes apagones eléctricos sumía al pueblo entero en una solemne oscuridad.Era el momento adecuado para narrar viejas historias y leyendas que ponían la piel de gallina y que mantenían a la audiencia en un apesadumbrado recelo hacia la penumbra que proyectaba la volátil llama de la vela.

Algunos hemos crecido al lado de una estufa, de aquellas de arandelas y gancho para atizar el fuego, de las que prendían con piñas y leña de carrasca, de olivo, de cerezo, de las que había que repintar de aluminio año tras año, de las que rugían cuando una furtiva ráfaga de traicionero viento se colaba por la chimenea, de las que nos aportaban un calor que de otra manera no hubiéramos recibido.Además, era conveniente, antes de acometer la heroicidad diaria de meterse dentro de las gélidas sabanas, acopiar la mayor provisión posible de calor benefactor para no fenecer en el intento.Aunque aquella reliquia metálica ya pasó a mejor vida, no puedo dejar de recordarla cuando vaharadas de aromático humo de leña ardiente excitan mi pituitaria paseando por esos pueblos de Castilla que todavía conservan firmemente la tradición leñera.Para que luego digan que la memoria es inodora.

Saludos.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous ana said...

Jo, qué frío hacía, eh? Mi abuela calentaba un puchero de agua caliente sobre aquella estufa repintada mil veces, y luego llenaba las bolsas de agua caliente, o las botellas de cristal y nos las metía en la cama envueltas en toallas para que no nos quemáramos...p'habernos matau!!

Cuando paso por cualquier pueblo y me llega el olor de la leña se me despiertan los recuerdos de cuando era pequeña...la memoria tiene muuucho de olor.

En casa de la agüela aún se conserva la estufa, pero ella es más lista y se ha mudado a casa de sus hijas.
Besoooo

10:59 p. m., enero 14, 2007  
Blogger Galufante said...

Anita:

Parece que los alcarreños tenemos una memoria olfativa bastante desarrollada...para lo bueno y para lo malo, claro...

Besos.

Agur.

2:30 p. m., enero 15, 2007  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter