<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

jueves, octubre 12, 2006

MICOLOGÍA

La afición e interés que despiertan unos primitivos vegetales sin clorofila, organismos saprófitos y parásitos que obtienen sus materias primas de detritus orgánicos o aprovechando la riqueza mineral de ciertos suelos, viene experimentando un auge creciente entre la ciudadanía española en las últimas décadas.No sólo prima el valor culinario de estos apreciados talófitos, sino que la búsqueda de setas añade un componente de aventura y distracción junto con la siempre atrayente excursión campestre que sirve como marco de acción para la recogida de las setas.

He mamado desde mi más tierna infancia ese interés por las talófitas, esperando ansiosamente que llegara una nueva estación otoñal para triscar entre pinos y gayubas, entre baldíos y rochos en busca del preciado trofeo simbolizado por una cosecha más o menos copiosa de níscalos o setas de cardo, los únicos ejemplares cuyo conocimiento me fue transmitido por mis progenitores.Esa pulsión vital sigue anidando en mi ser, de forma que cuando se aproximan estas fechas en las que nos hallamos un hormigueo indescriptible me recorre de la cabeza a los pies y sólo una férrea disciplina me impide lanzarme al monte antes de tiempo.

La pasión micológica requiere un conocimiento básico de unos cuantos especímenes comestibles, de forma que en cierto modo la recogida de setas deviene en una arriesgada peripecia que, si no se observan una serie de rigurosas precauciones, puede desembocar en sucesos de funestas consecuencias.Una vez puestos en faena, podemos disfrutar con la anaranjada plasticidad de los níscalos, la aparente fragilidad de los cantharellus, la corpulencia ocre del boletus edulis o la pueril palidez de la senderuela.Cada una de ellas atesora propiedades gastronómicas genuinas, aunque existe unanimidad en cuanto a su suave textura y a su aromático sabor.

Suelen augurar los expertos seteros que lluvias en agosto traen setas en otoño.No sólo agosto, septiembre también, me permiten ser optimista acerca del brote inminente de mis adoradas setas.Botas, navaja, cesta y una buena dosis de paciencia ya se encuentran situadas en la pole position a la espera de que el semáforo se ponga verde.Aunque, sin ser tan exagerado, no es preciso emular a Fernando Alonso para ganar este Gran Premio.Sólo por el mero hecho de campar por veredas y matorrales ya se tiene ganada una saludable recompensa cifrada en toneladas de paz, aire limpio y fresco y contacto con la naturaleza.Sin duda, una afición muy recomendable.

En fin, recordadme que despues de mi próxima razzia setera, atienda vuestras peticiones para aligerar un tanto ese morral repleto de deliciosos tesoros asombrillados que espero cosechar.

Saludos.

Etiquetas: , ,

4 Comments:

Blogger Peggy said...

Pleurotos ostreatus , amanita cesarea , que no la faloides , russula .......me tuve que examinara de eso años ah , me sabia hasta la posicion de anillo y la forma de las esporas al microscopio ....que tiempos aquellos de ingenuidad :)

11:08 p. m., octubre 12, 2006  
Blogger Galufante said...

Peg:

Vaya, tenemos una micóloga entre nosotras...Tal vez podrías impartirnos una clase magistral...sobre el terreno mejor...

Agur

7:58 p. m., octubre 15, 2006  
Blogger ana said...

Este finde he estado yo buscando setas de cardo, hay pocas y están sequitas, las pobres...
Pero qué rato más bueno, al sol, con las botangas y la cestita, como una Caperucita pedrestre!!!
Un beso, disfrútalo, es un gustazo de primer orden (lo de buscar setas, decía...hay que andar con un ojooooo)

6:12 p. m., octubre 17, 2006  
Blogger Galufante said...

Anita:

Me das envidia, hace siglos que no busco setas de cardo, aunque de largo, son mis preferidas...

Por mi parte, lo mejor de todo la excursión entre pinos, aire puro y paz, mucha paz...setas pocas y pequeñas...por lo menos, de las que nos llevamos a casa..

Agur.

10:24 a. m., octubre 18, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter