<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

jueves, octubre 05, 2006

CAPRI

Parece ser que allá por los años 50 y 60, en una minúscula islita italiana en el mar Tirreno, a escasas millas mar adentro de Nápoles llamada Capri, sus moradores y visitantes ocasionales empezaron a usar un tipo de pantalones cortados expresamente a la altura de media pantorrilla o incluso justo por debajo de la rodilla.Poco podían sospechar que aquella vieja usanza se convertiría 40 años más tarde en una tendencia de moda actual, tanto para mujeres como para hombres.

Lo cierto es que sólo hay que prestar atención a los viandantes con los que compartimos a diario stress, aire y preocupaciones para constatar el éxito de este tipo de prenda entre el público femenino.Bien entallado, bien holgado, cada vez un número mayor de mujeres se está convirtiendo en devotas portadoras de esta curiosa prenda, a medio camino entre el short y el pantalón largo que permite el lucimiento de un generoso tramo de extremidad inferior para goce de mitómanos y adoradores de las piernas femeninas.

Erotómano como me confieso, y a falta de una vaporosa minifalda que echarse a la retina, los capris vienen a atenuar la pesadumbre que se deriva de la ausencia de los cada vez más escasos bosques de piernas.Aunque no desespero, todavía quedan los meses más fríos de este año y del siguiente.¿Sois caprichosas o minifalderas?.

Saludos.

Etiquetas: ,

7 Comments:

Blogger Peggy said...

Capri es una isla muy chic ......junto con la riviera francesa son mis lugares preferidos de veraneo :)

12:00 a. m., octubre 06, 2006  
Blogger Galufante said...

Peg:

Ahora me dirás que tomas martinis con Flavio Briatore o Phillipe Junot...Y me lo creeré...
Por cierto, tan fea como afirmas sentirte tampoco te comerás un colín por esos selectos lugares de veraneo...me equivoco???

Agur.

11:43 a. m., octubre 06, 2006  
Blogger Galufante said...

Peg, de la minifalda ni hablamos...

Agur.

11:44 a. m., octubre 06, 2006  
Blogger Peggy said...

al chico Martini no le importa mi aspecto ......es muy profundo y solo hablamos de platon .....

11:44 p. m., octubre 06, 2006  
Blogger Galufante said...

Peg:

Claro y hablais dentro de la caverna...para que se escuche el eco de vuestras palabras...

Agur.

10:09 a. m., octubre 07, 2006  
Blogger ana said...

No es excluyente ser caprichosa o minifaldera.
Me apunto a las dos cosas.
La minifalda, con medias y tacones, por favor.
Vaporosa....joer, con la de trampillas de metro que hay y mi despiste, las he tenido que descartar...ya he montado los numeritos que me correspondían.
Un beso.

12:06 p. m., octubre 07, 2006  
Blogger Galufante said...

Anita:

Lo que nos estamos perdiendo los mortales...pásate a la entalladas, mujer, pero no nos prives de la celestial visión de tu anatomía pernil...

Concuerdo contigo, la minifalda debe acompañarse inexcusablemente de las consabidas medias y los vertiginosos tacones...cualquier día de éstos pruebo...

Agur.

9:28 a. m., octubre 08, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter