<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

domingo, julio 16, 2006

LA VIDA ES PURO TEATRO

Cuantas veces hemos escuchado esta afirmación tan contundente a lo largo de nuestra vida como una fórmula tópica para definir el sentido de la vida y el papelito que cada uno desempeñamos dentro de esta megalómana farsa en la que se erige el cotidiano devenir.Y dentro de ese gigantesco y permanente escenario en el que se desarrolla la trama vivencial, cada uno asume, con mayor o menor entusiasmo y dedicación, el rol asignado por defecto.

Como en toda obra teatral, el peso de la representación recae principalmente sobre los hombros de una selecta colección de escogidos actores de primera fila asistidos por una nube de eficaces secundarios y un maremagnum de extras que gozan de las escasas migajas que se desprenden desde las alturas.

Pese a que vida y teatro se hallan íntimamente relacionados, es lícito discernir uno y otro en aras a mantener un mínimo decoro personal y marcar nítidamente los límites que separan la realidad de la escenografía teatral.Cuando esa intangible frontera se traspasa, se corre el grave riesgo de sustituir los trazos que delinean el marco real por un remedo de una eterna función teatral que cala hondamente hasta los más íntimos resquicios de nuestro ser.

Viendo la sublime aparición del celebrado Carlos Larrañaga en Salsa Rosa, pido perdón por ser humano y cotilla de pro, puede uno confirmar las elevadas cotas que tal amalgama puede alcanzar.Excelso actor teatral como lo es, eso está fuera de duda, pienso que vive inmerso en una dinámica nebulosa que le impide, o quién sabe si esa es su elección, mantener una saludable separación entre vida personal y dedicación profesional.Y corre el riesgo de caer en una vorágine que le arrastre hasta lo más profundo de la miseria humana, so pena de no poder ser capaz de remontar ese abismo.

El teatro de la vida o La vida es puro teatro, ese es el dilema, my friends.¿Conviene perfeccionar nuestra capacidad expresiva o mantener ese respetable anonimato tan humano?.Un par de kilos pueden tener la respuesta.Bueno, que cada uno sustituya el par por una X.O dos, si son pequeñas.

Saludos, mis actores preferidos.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

Anonymous Ana said...

No veo esos "pogramas", pero yo a este señor tan guapo le diagnostico un síndrome de "no quiero hacerme viejoooooo, noporfavorrrrrr" que le lleva a hacer gansadas que para él son como agarraderas. El tiempo se va como el agua entre los dedos. Tempus fugit. Y eso, mi querido amigo, JODE. Hay quien lo digiere y hay quien no. Este, en lugar de ALMAX se aprieta una buena ración de salsarrosa y a vivir, qué coño...tampoco está tan mal, si se lo dan, por qué no??

Que nos espere muchos años, sobre todo.
Un beso desde la desangelada hora de la siesta...o un rato después.

6:15 p. m., julio 16, 2006  
Blogger Galufante said...

Anita:

Parece que se está interpretando a sí mismo...

Siesta, divino tesoro...para el que la pueda disfrutar...

Agur.

PD: Esta tarde parece que amenanza tormenta de las gordas...igual hasta te tienes que tapar..

3:51 p. m., julio 17, 2006  
Blogger Peggy said...

Pues si , mencionas muy bien el peligro , sobrepasar los limites del propio autoteatro y caer en el engaño .....el autoengaño es terrible . Muchos viven asi toda su vida

3:37 p. m., julio 18, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter