<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

miércoles, julio 19, 2006

INFIESTO

Mi alma siente una debilidad manifiesta hacia ensoñaciones norteñas que me sumen en un estado de placidez y serenidad tal que firmaría donde hubiera que hacerlo para dilatar al máximo ese tránsito por las praderías, valles y rincones de mi adorado Norte.Y en este día de hoy quiero glosar las exquisiteces que ofrece a todo áquel que quiera degustarlas un coqueto pueblín del Oriente asturiano llamado Infiesto.

Capital del concejo de Piloña, a medio camino entre las comarcas de los valles mineros de Asturias Central y los agrestes Picos de Europa, Infiesto es uno más de los innumerables remansos de paz que inundan la geografía astur, una típica población norteña atravesada por la impetuosa corriente del Piloña que exhala una aromática fragancia a hierba siempre verde, a pan recién hecho, a esos escalopines al Cabrales que no tienen parangón en el mundo mundial.

Los municipios aledaños, dispersos como lo suelen ser allá en el Norte, ofrecen la oportunidad de contemplar y disfrutar de usos tradicionales en decadencia y de admirar maravillas que la feraz naturaleza astur guarda en forma de hoces, valles, veneros y valiosos bosques caducifolios e castaños, avellanos o hayas.Uno no se puede hacer una idea aproximada de las vistas del concejo hasta que no se decide a enfilar el camino que conduce a la Foz de Moñacos o a las Foces del Río Alba.

Y si despues de acabar la caminata de rigor, dirigimos nuestros pasos hacia la explanada que enmarca el Santuario de la Virgen de la Cueva, en un recodo del río Piloña y nos entregamos a ese sabio arte asturiano de escanciar una saludable sidrina del país tumbarreados sobre la fresca hierba de la pradera en buena compañía, más de uno/a pensará que no merece la pena hacer méritos para alcanzar el paraíso cuando lo tenemos al alcance de la boca, de la mano, de la nariz, del oído.Asturias, patria querida, Asturias, de mil amores.

Saludos.

Etiquetas:

Hit Counter