<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

lunes, mayo 15, 2006

DELIRIOS DE GRANDEZA

Normalmente solemos emplear esta expresión para calificar con una cierta dosis de ironía mal disimulada a aquellas personas ensimismadas en su desmedida ambición por alcanzar cotas de protagonismo dentro de la esfera social, económica, política o de cualquier otro sector plausible de proporcionar fama, poder y dinero al que consiga sobreponerse a los reveses del destino y alzarse triunfante en la cúspide del éxito.Lógicamente, no todos los que lo intentan lo consiguen, aunque queda un amargo rescoldo que sigue alimentando esos persistentes impulsos para continuar en la brecha.

Hubo un ilustre navarro nativo del pintoresco valle de Baztán, Juan de Goyeneche, que alumbró una peregrina y original idea representativa de una esperanzadora iniciativa dirigida a ofrecer una solución de progreso económico, social y demográfico a una devastada y desierta comarca madrileña enclavada a unos 40 km al sudeste de Madrid mediante la fundación de una nueva entidad poblacional que recibió el nombre de Nuevo Baztán en honor a su distinguido mecenas e impulsor del proyecto.Para proceder a la edificación del extenso recinto tal tarea recayó sobre la figura del arquitecto José de Churriguera que procedió a diseñar y erigir toda una amplia gama de edificios en estilo barroco entre los años 1709 y 1713.

Lamentablemente, aquella loable iniciativa apenas si llegó a fraguar durante unas décadas, más tarde se abandonaron las manufacturas de vidrio y cerámica que proporcionaban una ocupación remunerada a gran parte de sus habitantes, la mayoría de ellos colonos navarros, y la comarca volvió a sumirse en un olvido secular que perdura hasta nuestros días.

Sin embargo, si uno se desplaza exclusivamente a esta coqueta población de la Alcarria madrileña, no lejos de la villa complutense de Alcalá de Henares, hallará intacto el artístico legado de aquel preclaro soñador navarro.Sorprende la monumentalidad que atesora la plaza Mayor del pueblo, presidida por la portentosa fachada de la iglesia de San Francisco Javier y del anexo Palacio de Goyeneche.

Desconozco si ante la contemplación de tamaña obra, se podría aseverar con propiedad que el excelentísimo Goyeneche padeció delirios de grandeza, pero creo que estoy en condiciones de asentir al hecho de que le quedo eternamente agradecido por haber procedido a la consecución de su megalómana empresa.Pensó que de un erial de tal magnitud podría hacer brotar una resplandeciente rosa.Me temo que se olvidaron de regarla a tiempo.

Saludos.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous Ana said...

Es muy bonito aquello. Pero donde esté el valle de Baztán con sus árboles, sus pueblos preciosísimos y su gente (qué gente tan amabilísima y hospitalaria, los navarros, que se note que desciendo de allí por vía materna) pues eso: que donde esté el primigenioooo....
Besos!

12:51 p. m., mayo 15, 2006  
Blogger Galufante said...

Ana:

Si Nuevo Baztán es una perla resplandenciente dentro de un oceáno de secarrales y matojos, el valle de Baztán debe ser un bucólico rincón montañés...He conocido algunos navarros durante mi vida y tengo que concordar contigo en ese aspecto de la amabilidad...Ya decía yo que olfateaba sangre euskaldún por acá...o quizás estoy metiendo la gamba...desfacerás el entuerto?

Más besos, navarrica.

Agur.

8:51 a. m., mayo 16, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter