<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

martes, abril 04, 2006

LO MEJOR

Debo confesar públicamente, y este es un medio inmejorable para ello, que yo también sucumbí, en mi todavía cercana juventud, a los diabólicos encantos que se deriva de la emisión de valoraciones o juicios absolutos.Supongo que una excesiva y constante eclosión hormonal pudo coadyuvar a la adquisición de tal desmedida conducta.Afortunadamente, la secreción ha decrecido lo suficiente como para mantenerse bajo mínimos aceptables y con su disminución se han evaporado aquellas sentencias aplastantes disfrazadas de verdad absoluta.

La afirmación o sublimación de cualquier cosa a los altares de la suprema bondad lleva asociado de manera inherente un error lamentable.En primer lugar, cabría establecer en base a que criterios se fundamentan tales aseveraciones absolutas circunscritas a la esfera subjetiva de cada persona.En segundo lugar, cabría conocer diferentes puntos de vista para efectuar una comparación aceptable que pueda confirmar o denegar las superiores cualidades y calidades de lo que afirmamos que es lo mejor.Mucho me temo que una gran mayoría de esos alocados incautos que no se recatan de afirmar gratuitamente que algo es lo mejor cojean de una pierna, sino de las dos.

Si existe algo o alguien que se pueda calificar como el mejor, ése es sin duda el rubicundo Robert Redford por su papel en El Mejor, aunque no quiero pecar de lo mismo que acuso y supongo que los Paul Newman, Marlon Brando, Jack Nicholson, Cary Grant, James Dean o también cuentan con legiones de admiradores.Ustedes vosotros, los que me leen, digo yo que quizás también habreis gozado de las mieles de la superioridad.¿Osareis confesar aquí y ahora el objeto de idolatría que mereció vuestras más rendidas simpatías?.Eso está por ver.Lo que sí os digo ya, antes de que os subais a mi sufrida chepa, es que ni sois los mejores, ni nunca lo sereis.Eso mismo suscribe el que garabatea estos cuatro gurrapatos.

Saludos.

Etiquetas: ,

Hit Counter