<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

martes, marzo 07, 2006

NEMRUD DAGI

En los confines de la Turquía actual, donde las estribaciones montañosas de los montes Tauros ceden el testigo a las elevadas cumbres del Caúcaso, próxima a la frontera iraní y enclavada en plena región del Kurdistán, se halla el Nemrud Dagi, una montaña cuya cima se halla a la nada despreciable altura de 2916 metros.

La espléndida atalaya natural que representa brinda espectaculares vistas panorámicas de su entorno a la vez que permite la embelesada contemplación de un atardecer oriental.Unos rasgos que complementan la verdadera razón de la fama de la que goza tal paraje y por la que es conocida mundialmente.

Una sucesión de colosales efigies esculpidas de dioses y reyes se suceden a los pies de la montaña, hercúleas figuras testigos de la gloria del soberano que las hizo erigir, Antioco I de Commagene, un reino helenizante heredero del legado del gran Alejandro Magno que prosperó entre los siglos IV antes de Cristo y la anexión romana en el año 72 de nuestra era por el emperador Vespasiano.

El conjunto escultórico representa el mausoleo del propio soberano y denota un enriquecedor sincretismo artístico entre elementos griegos y persas, simbolizados por las numerosas deidades que presiden, a modo de pétreos túmulos, la memoria del reino helénico.En una inscripción litúrgica, el rey Antioco declara que hizo construir este sagrado lugar para que edades y generaciones venideras pudieran admirar tal obra como una muestra de devoto agradecimiento a los dioses y a sus reales ancestros por su manifiesta ayuda durante su reinado.

Quiero agradecer eternamente al legendario monarca la posibilidad de poder posar mis ojos sobre la obra que ordenó elevar para gloria universal.Quiero perderme entre el bosque de cabezas y poder decir con propiedad que he osado tocar una testa divina, aunque hierática, inexpresiva, deformada y deslocalizada.Esos silentes guardianes de la memoria de un antiguo reino que se alzan orgullosos, indemnes, inmortales.Todo un Patrimonio de la Humanidad.

Saludos.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Perl Oui c'est moi said...

Si estuviese más tranquilo el mundo, me apuntaba a ir contigo a esa excursión!!!

6:10 p. m., marzo 07, 2006  
Blogger Galufante said...

Perlim:

Es preciso aplicar un filtro adecuado para las toneladas de información que se vierten a través de los media...Quizás el mundo está mucho más tranquilo de lo que nos ofrecen por los diferentes canales de información...Por antonomasia, pienso que la mayoría de las personas tienen sanos ideales...

Agur.

7:23 a. m., marzo 08, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter