<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

miércoles, marzo 01, 2006

ESO QUE LLAMAN SUERTE

Supongo que una elevada proporción de la ciudadanía española se solaza cada noche en el suave abrazo de sábanas y mantas con el ensoñador pensamiento tan perseguido por todos de un encuentro fortuito con la fortuna que nos permita acceder a un nivel económico lo suficientemente desahogado como para acometer todos esos sanos propósitos que albergamos en lo más hondo de nuestra conciencia.

La suerte, esa figura inasible, caprichosa, voluble, fatua, esquiva, objeto de recóndito deseo y generadora de hipotéticas expectativas que insuflan una inagotable energía disipada por la ilusión y la esperanza, que como bien reza el refrán, es lo último que se pierde.Es la expresión máxima de la realización humana en la búsqueda del ideal romántico del dolce far niente.

Desde que tengo el entendimiento a prueba de dogmas monolíticos, siempre escuché que la suerte no se presenta a tu puerta como por ensalmo, que es preciso y recomendable ofrecer la mano a la misma para cruzar el umbral, mimarla, apelar a ella sin descanso.Si bien puedo llegar a acordar la certeza de esta premisa básica, el paso de los años en mi casillero existencial me indica que el axioma no siempre se cumple, de forma que el esfuerzo, la entrega, el incansable tesón desarrollado en la búsqueda no siempre recibe los frutos de ese azar tan regalado.

Parece que la suerte no siempre se encuentra donde se busca, frecuenta ciertos lugares y tiempos haciendo honor a su azarosa y caótica naturaleza.Por todo esto, pienso que aunque superficialmente la suerte hay que buscarla, en determinadas ocasiones se trata de que la suerte te encuentre a tí.Y en esta situación es indispensable conocer someramente esos parajes que tal fenómeno suele frecuentar.Algo que, como podreis suponer, se me antoja excesivo para mi limitada capacidad intelectiva.

Sea lo que sea, seguiremos esperando recibir la inesperada visita del secuaz del destino.Me interesa conocer vuestros puntos de vista al respecto, ¿buscais la suerte o esperais que os encuentre?.

Saludos.

Etiquetas: ,

7 Comments:

Blogger Perl Oui c'est moi said...

Siempre hay que buscarla un poquito...aunque si la buscas supongo que ya no debería llamarse suerte, deberíamos hablar de "méritos propios" más bien.
La SUERTE con mayúsculas es la que llega y nos pilla por sorpresa, dejándonos cara de tontos.
Esta es mi opinión.
Besos!!!

9:02 a. m., marzo 01, 2006  
Blogger Galufante said...

Perlim:

Al final, parece que piensas como yo...la suerte te tiene que encontrar...

Jugamos a encontrarla? Primi o Euromillones?

Agur.

9:12 a. m., marzo 01, 2006  
Blogger Lula Towanda said...

Yo creo en el Destino (con mayúsculas) debe ser de lo que me impactó "la vida es Sueño". En esta vida tengo un Destino trágico respecto a la suerte pero tengo entrada de barrera en los grandes acontecimientos tecnológicos.
¡Que pena que no pueda ni contar lo que he visto!.
Como en la película Blade Runner , podría decir (se lo copio en plan morro a la de Marbella)
He visto cosas que vosotros,
no creeríais
Atacar naves en llamas
más alla de Orión.
He visto rayos-c
brillar en la oscuridad
cerca de la puerta de Thannauser.
Todos estos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia.

12:19 p. m., marzo 01, 2006  
Blogger Galufante said...

Lula:

Conozco una allegada mía que es otra firme defensora del papel del destino en nuestra existencia...ella piensa que es inherente a la persona desde su nacimiento...Curioso...
Esa secuencia de Blade Runner podría pasar a formar parte de los momentos estelares del cine mundial...Incita a dejar volar la imaginación...precioso..

Agur.

4:12 p. m., marzo 01, 2006  
Blogger Lostie said...

Yo creo que la suerte es puro azar, pero que tienes que saber sacar provecho de ella cuando te es favorable. Esa es la diferencia, que hay gente que aprovecha las oportunidades que le brinda la vida, y hay otros que las desaprovechan o no las saben ver.

10:13 p. m., marzo 01, 2006  
Blogger CARMEN_R_PURAS said...

La suerte según la RAE es el "encadenamiento de sucesos, considerado como fortuito o casual".
Por lo tanto la suerte de los acontecimientos que acaecen a tu alrededor, dentro de esa casualidad, es la que es: ni se busca ni se deja de buscar.

(Jolín, qué lógico me ha salido el razonamiento)

Agur

11:38 p. m., marzo 01, 2006  
Blogger Galufante said...

Lostie:

Y hay otros a los que no se les presenta esa oportunidad...o no saben detectarla...en fin...Podría escribir un tratado inútil porque el azar, azar es...

Carmen:

Académicamente hablando, esa es la definición al uso...pero sin duda, existen aristas mentales que escapan a cualquier definición...tal vez, en ellas resida la verdadera esencia del azar...

Agur.

7:27 a. m., marzo 02, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter