<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://draft.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

lunes, diciembre 12, 2005

ESTAMBUL: EL ENCANTO DE LA AMALGAMA

Innumerables luces adornan la estrellada noche, las aguas del Bósforo bañan calmosas ambas orillas y en el Cuerno de Oro se reflejan, jactanciosos, los perfiles de las agujas que intentan ganar el éter, la esfera solar, radiante, acaricia las cúpulas más allá de Uskudar a la vez que los muecines llaman a la oración, despierta la urbe al calor de las brumas que suben desde el mar.

Emprenden los turistas su apretada agenda, mapa en mano, cuando los comerciantes abren sus puestos de exóticas mercancías, los sentidos se ven desbordados por la abrumadora invasión de olores, sabores, colores, sonidos, ese legado oriental que tanto fascina al occidental, que se deja seducir sin condiciones.

La ciudad, megalómana, vital, asfixiante, evocadora, se ofrece con toda generosidad al viajero, que se desborda ante tamaño patrimonio, Santa Sofía y su milenaria cúpula, la mezquita Azul, Topkapi, Torre Gálata, Suleymaniye, Torre de Bayaceto, Yerebatán, Dolmabahçe, Gran Bazar, Bazar Egipcio, Taksim...Se pierde la noción del tiempo, se deambula por silenciosas callejas, se paladea una cálida taza de té, se contempla extasiado los diversos panoramas sobre el Bósforo o el Cuerno de Oro, se refocila perezosamente en un baño turco, se disfruta el viaje, en suma.

Estambul es también y principalmente, un universo de gentes y vivencias, y el viajero, amante de hollar caminos no demasiado transitados, se sumerge en la aventura de conocer y palpar lo que no aparece en los folletos al uso, Kariye, Piyer Loti, Kumkapi, Rustem Pasha, Eyup, Uskudar, Rumeli, y no se siente defraudado en su periplo.

Los últimos rayos de sol refulgen tras la majestuosa mezquita Azul, resuenan las chirimías y los rabeles incitando al viajero a nuevas sensaciones, sentado a una incitante mesa cubierta de suculentos manjares, y la noche se adueña del firmamento de la ciudad entre dos mundos, ambivalentes, contradictorios y complementarios a la vez.

Cuando el viajero consigue doblegar la numantina resistencia interna que le impele a continuar la fiesta de las sensaciones, piensa inmediatamente en el próximo amanecer.
Y desea que se produzca, otra vez, en Estambul.

Saludos.

Etiquetas: , ,

Hit Counter