<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

miércoles, agosto 23, 2006

SAW, TERROR REFINADO

Para un cinéfilo empedernido que, cual gourmet aventajado, se complace en la degustación de sabrosos menús a base de terroríficas tramas y escalofriantes aventuras, la aparición de flamantes productos del calibre de SAW supone un intenso goce digno de ser paladeado con fruición.Acostumbrados a un extenso abanico de subproductos de ínfima categoría fílmica, desprovistos de una trama digerible, cuando no mínimamente inteligible, este tipo de filmes ayudan al sufrido amateur a reconciliarse con el género de terror.

El visionado de esta cinta provoca diversas sensaciones en el espectador, aunque sobre todas ellas prevalece un pensamiento revelador, una mácabramente original maniobra factual que supone una completa aberración moral como lo pueda constituir el hecho de que una mente privilegiadamente perversa sea capaz de despertar, fomentar y exacerbar en otras, ingenuamente objeto de experimentación, ese instinto asesino que todos poseemos para inducir a la comisión del más abominable crimen.La vida en juego, un abyecto divertimento elucubrado por una psique retorcida, atormentada dentro de un organismo en fase terminal que disfruta infligiendo terribles sufrimientos a sus desconcertados conejillos de Indias.

La semilla del mal regada por la sangre de inocentes, el instinto de superviviencia puesto a prueba, una poderosa inteligencia criminal que puede alardear de no mancharse de sangre.Puesto a ponderar, esto es un sobreproducto.Y un shock emocional también.Advertencia, no apta para mentes sensibles y personas con manifiesta aversión a la casquería fina.

Saludos.

Etiquetas:

10 Comments:

Blogger ana said...

Jopé, qué buen rato pasaste, gracias por el aviso, ya sé lo que no tengo que ir a ver.
Oooootro beso, tomayá

6:35 p. m., agosto 23, 2006  
Anonymous La DiviNa GiLda said...

y ya esta a punto de salir la terceraa parteeeeeeee!!!! yuju!!! gran peli y la II no defrauso tampoco

9:29 p. m., agosto 23, 2006  
Blogger Galufante said...

Anita, la tormentosa:

Y mejor que lo pasaría contigo, prenda...

Anita, la frívola:

Siento disentir, pero la primera está a años luz de la segunda...

Agur.

4:36 p. m., agosto 24, 2006  
Blogger ana said...

Oye, guapo, si quieres cerveza, silba, que sabes cómo.
Un beso.

8:30 p. m., agosto 24, 2006  
Anonymous Area said...

Como comentarista “no tienes precio”.
La afición al terror es una actitud paradójica, no crees?. Siendo de natural algo indeseable, el terror y todas sus emociones afines, deberían de provocar, al parecer, más bien rechazo y huída, pero parece ser que no es así: muchos/as lo buscan, pagan para exprimentarlo, se recrean en sus tramas posibles o no, que en la mayoria de las ocasiones, no son sino los ancentrales temores de eso que llaman especie humana.

No pensamos, ya, en el "terror padecido", en cuanto sobrevenido, sino en un "terror buscado", es decir, provocado por y en sí mismo quizás para acostumbrarnos...

un saludo.

9:38 p. m., agosto 24, 2006  
Blogger Galufante said...

Anita:

Si hay que silbar, se silba...qué te apetece que silbe???

Area:

Creo que tienes razón, incluso este contradictorio sentimiento se puede extender a otros aspectos...Revisa mi post del vértigo...

Agur.

9:59 p. m., agosto 24, 2006  
Blogger ana said...

Lo que quieras, la cosa es que yo te oiga.
Te sirve La Marsellesa?
Pues esa misma!
Un besoooo

10:41 p. m., agosto 24, 2006  
Blogger mitsui said...

Me encantó la pelicula

12:34 p. m., agosto 25, 2006  
Blogger Galufante said...

Anita:

Vaya por Dios, esa no me la sé...Prefieres el Cara al Sol??

Mitsui:

Pues ya somos dos...

Agur.

4:58 p. m., agosto 25, 2006  
Blogger ana said...

Mejor no me silbes, corazón.
Prefiero beberme la cerveza con otro.
Beso. No silbes, por el amor de los dioses!!

6:15 p. m., agosto 25, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter