<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

jueves, enero 26, 2006

UMBELIFERAS

Como herencia de mi bagaje esencialmente campestre, conservo una natural atracción por el conocimiento y el reconocimiento sensorial de la flora que puebla los paisajes rurales.Siempre es reconfortante poder reconocer el aroma del espliego o la hierbabuena o soñar despierto contemplando el alegre concierto de colores que brindan amapolas, dientes de león, malvas, margaritas o las deliciosas lilas.Un simple paseo por una rústica vereda se convierte así en un festín de los sentidos.

Procede hoy y ahora hablar algo acerca de una familia botánica que recibe el nombre de umbelíferas, una vasta colección de especies vegetales que cuenta entre sus filas con plantas tan conocidas y empleadas por el ser humano como la zanahoria, el apio, el hinojo, el anís, el perejil, el eneldo, el cilantro o el comino.No quiero obviar la cicuta, pese a su negativa fama.

Es reseñable apreciar la tremenda complejidad que pueden presentar sus hojitas, marcada por una compulsividad fractaria a repetir un patrón determinado que consigue crear un agradable y artístico efecto visual.De la misma forma, sus originales inflorescencias forman la típica umbela o racimo de flores simulando un fragante paragüas.

Parece ser que la naturaleza nunca deja de asombrarnos, pequeñas maravillas aguardan el preciso momento para ser admiradas, basta un simple vistazo o un incitante efluvio o una suave caricia para traspasar esa invisible puerta que delimita la entrada al universo sensorial.Recordadme que para la próxima visita a mi terruño no se me olvide recoger una muestra de hinojo que generosamente publicaré en este u otro odorblog.Para vuestro disfrute.

Saludos.

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous leodegundia said...

Bonito post este de las umbelíferas. Es cierto que la cicuta tiene mala fama, pero es por ser venenosa y además en su estado digamos "juvenil" se parece mucho al perejil, claro que basta con aplastar sus hojas para diferenciarlos pues la cicuta huele muy mal.
Un saludo

10:50 a. m., enero 26, 2006  
Blogger Galufante said...

La cicuta tiene la particularidad, similar a la de numerosas plantas medicinales, de que tiene usos terapeúticos como analgésico muscular además de sus letales propiedades...Sócrates parece que bebió un brebaje de cicuta antes de dejar este mundo...

Agur.

1:29 p. m., enero 26, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter