<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

viernes, julio 27, 2007

BETEL

Desde su paupérrima choza de adobe, una amable viejecita saluda solemnemente a unos de los tantos visitantes, embadurnados con protector solar y armados de la inevitable cámara compacta, que se dignan visitar un poblado tribal adosado a una cadena de establecimientos hoteleros en una remota playa de la isla indonesia de Lombok.Desde su sincera sonrisa, aquella venerable anciana de dentadura rojiza y facciones grotescamente arrugadas, contempla pacientemente las evoluciones de los asombrados turistas que no dudan en ofrecerle unas monedas a cambio de una instantánea para la posteridad.

Ese tono encarnado de su dentadura es el resultado de toda una vida mascando lo que conocemos como nuez de betel.Ampliamente extendida en todo el sudeste asiático, la nuez de betel es realmente un conglomerado compuesto por las hojas de betel, piper betle, una especia con propiedades medicinales, semillas de areca, la palmera Areca catechu, que poseen poder estimulante y propicio a la euforia e hidróxido cálcico para neutralizar la acidez del conjunto resultante.Al igual que los habitantes de las tierras altas de Perú y Bolivia mascan indefectiblemente sus hojas de coca, así thailandeses, indonesios e indochinos se dejan teñir sus encías por el vivo color granate que destila la nuez de betel en contacto con la saliva humana.

Dicen que cada uno debe llevar su cruz.Para unos puede ser muy pesada, para otros apenas tan leve como una pluma.Algunos quizás no sepan vivir sin una cruz que llevar sobre sus hombros.Otros, por el contrario, disfrutan endosando la suya a la mínima oportunidad al primer ingenuo que se brinda a añadir más peso sobre su castigada espalda.Puede que tanto betel como coca como ser hincha furibundo de un club de fútbol no sean más que nimios subterfugios que ayudan a aligerar el peso de esa cruz que dicen debemos portar.Evasión o derrota.

Saludos.

Etiquetas: , ,

Hit Counter