<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

domingo, abril 22, 2007

MOLICIE

Es extremadamente raro escuchar este vocablo castellano, de hecho la única referencia que recuerdo al respecto proviene de una jocosa escena de La Vaquilla en la que un agraviado marqués encarnado por Adolfo Marsillach reprocha a los guardeses de su heredad su aparente indolencia con estas palabras: Está todo manga por hombro.Claro, os entregais a la molicie.La sonrisa es inevitable, dado el tono irónico del mensaje que va más allá de la mera denuncia, tocandonos la fibra sensible de seres mediterráneos, muy dados a la pereza y la postergación renuente de cualquier asunto sin etiqueta de urgente.

molicie.

(Del lat. mollitĭes).

1. f. Blandura de las cosas al tacto.

2. f. Afición al regalo, nimia delicadeza, afeminación.



Tendencioso término que identifica comportamientos de tintes femeninos con la indolencia, la dejadez, la inacción, incluso la frivolidad como denota esa nimia delicadeza de la R.A.E.Entiendo que el faccioso aristócrata rural no se quejaba de tibieza afeminada sino que apelaba a la displiciencia en el cumplimiento de las obligaciones contraídas.Que pese a que dice el sabio refrán que no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, otro no menos grandilocuente complementario reza justo lo opuesto.Creo que en esta tesitura, oscilante entre ambos extremos, nos encontramos todos, una veces más cerca de la disciplina, otras adheridos a la displicencia.Como todo, en pequeñas dosis, hasta la pereza es reconfortante.

Saludos molidos.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Lula Towanda said...

A veces la vida pesa como una mole y por eso nos da la molicie

1:28 a. m., abril 26, 2007  
Blogger Galufante said...

Lula:

Las losas pueden llegar a pesar mucho...

Agur.

6:34 a. m., abril 26, 2007  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter