<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

miércoles, febrero 21, 2007

BONSAI

Desde que el ser humano empezó a tener plena conciencia del tremendo poder que podía ejercer sobre su entorno, el ansia por controlar, domesticar, sojuzgar y poseer todos y cada uno de sus elementos constituyentes ha sido una constante que no hace sino crecer de forma geométrica.Pretendemos trasladar a nuestro reducido hogar una parte de las innumerables bellezas que pueblan los paisajes, reproduciendo, a pequeña escala, un ambiente natural que nos transmite serenidad y nos reconcilia con la maltratada naturaleza.

El arte del bonsai, nacido en el Extremo Oriente, no es sino una manifestación empírica de ese impulso hacia la domesticación del medio natural.Sólo unos escasos privilegiados pueden gozar del placer de acogerse bajo la sombra protectora de un arce, un enebro, un cerezo o un haya en su propia vivienda.De modo que, mediante una serie de cuidados y pautas "educativas", para un elevado porcentaje de ciudadanos, es factible poseer un ejemplar en miniatura de esas especies arbóreas que, si bien no desarrollan un porte suficiente para atenuar las radiaciones solares, aportan el valor añadido de una obra de arte viviente.

Porque de arte cabe calificar este vetusto conjunto de reglas de jardinería orientadas a "jibarizar" de alguna manera el desarrollo vertical y horizontal de algunos nobles árboles que se prestan a la labor.Empleado como elemento decorativo, el bonsai, a diferencia de otros enseres ornamentales, es un organismo dotado de vida propia que, como tal, precisa de atenciones periódicas.En cierto modo, puede ser un remedo de un hijo potencial, al que no osaríamos abandonar por ninguna razón.Desgraciadamente, y el bonsai puede considerarse un símbolo representativo, la realidad indica que, pasada la pasión inicial, bonsais y otros seres vivos terminan por perder el favor de sus hospedadores temporales.Por el interés, te quiero, Andrés.

Saludos.

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

Blogger irene^^ said...

Diselo a Felipe Gonzalez xD

10:53 p. m., febrero 21, 2007  
Blogger Galufante said...

irene:

Creerás que no se lo he dicho ya...

Agur.

PD: Aunque más Bonsai es Ansar...

2:17 p. m., febrero 22, 2007  
Blogger patri said...

auqneu no tenga que ver con tú post..he visto un libro de medias y he pensado en tí..ja..ja...un beso.

11:37 p. m., febrero 22, 2007  
Blogger Galufante said...

Patri:

Aunque tenga mucho que ver y sobre todo que leer...ya puedes decirme el nombre del libro de marras...trae fotos???

Agur.

6:33 a. m., febrero 23, 2007  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter