<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

viernes, febrero 23, 2007

ARMIÑO

Venteando en la espesura del bosque caducifolio, empleando su excelente agudeza olfativa para buscar su presa favorita, normalmente un roedor, un pequeño animal de cuerpo grácil, flexible, alargado, delgado, con un apéndice caudal tan largo como su propio cuerpo y unas simpáticas facciones dotadas de un hocico puntiagudo como el armiño europeo, resulta extremadamente difícil de observar en su nicho ecológico habitual.

Todas las especies de mamíferos pertenecientes a la familia de los mustélidos, que engloba a armiños, comadrejas, turones y los famosos visones, se caracterizan por estar recubiertos de un suave, delicado y protector pelaje que los ha convertido desde antiguo en presas potenciales del ser humano, consciente del valor que, como abrigo, cobra su valiosa piel.De todos/as es conocida la gran difusión que ha encontrado la comercialización de la piel de visón, un bien catalogado como de lujo por el exorbitado precio que puede alcanzar una prenda confeccionada con un número indefinido de visones criados en granjas específicas para despues ofrecer su tributo a su solícito cuidador mediante el correspondiente desuello.

No menos suntuosa se antoja la deliciosa piel del armiño que, en latitudes boreales y ambientes montañosos, tiñe de un blanco níveo la esbelta silueta del escurridizo carnívoro.Aunque todavía nadie ha tenido la feliz idea de imitar con el armiño la obra acometida con el visón, parece que se pueden encontrar algunas exclusivas y prohibitivas prendas de piel de armiño que harían las delicias de la más exigente de las princesas de cuento.

Como no deseo el mal de nadie, y menos del armiño, prefiero seguir sus evoluciones a través de la cámara que graba su preciosa estampa tan digna de figurar en un cuento de hadas como lo pueda ser un príncipe encantador o un simpático gnomo.Si debo elegir una piel, me quedo con la corteza de cerdo, que no tiene desperdicio.

Saludos.

Etiquetas: , , ,

Hit Counter