<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

domingo, enero 28, 2007

HOLOCAUSTO

A pesar de que ciertos sectores, abiertamente antisemitas, se han dedicado y se dedican a minimizar, cuando no a refutar y negar la brutal campaña emprendida por la Alemania nazi hacia la depuración de la raza aria perpetrando un genocidio organizado y masivo de cientos de miles de ciudadanos europeos, en su mayor parte practicantes del judaísmo, el holocausto es un hito irrebatible, execrable y vergonzante para el género humano.

Todavía hoy sigue siendo una incógnita intentar comprender la aquiescencia y la amnesia colectiva en la que se sumió la sociedad alemana coetánea de los ominosos sucesos acaecidos durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial.Una sociedad culta, altamente preparada académica y profesionalmente, próspera, concienciada decidió, involuntariamente, taparse los ojos ante los continuos atropellos a las libertades y los derechos humanos que acometió un visionario gobernante aupado al poder por la ciudadanía a través de la máxima expresión de la soberanía popular, las urnas.Una inacción generalizada que no fue exclusiva del pueblo alemán a la hora de detener la horrorosa espiral de muerte y desolación sembrada por Hitler a lo largo y ancho de la vieja Europa.Cuando las primeras tropas americanas alcanzaron el campo de concentración de Mauthausen un espectáculo dantesco apareció ante los ojos de los animosos soldados, el escenario del terror urdido conscientemente por una mente diabólica, enfermiza, maquiavélica a la vez que capaz de desarrollar los más elevados instintos estéticos.

Han pasado más de 60 años desde que se puso fin a aquella devastadora sangría humana y se sigue recordando periódicamente la memoria de millones de seres humanos que pagaron con su vida la necrófila obsesión de un megalómano por la consecución de un ideal utópico.Creo que es lícito, incluso algo de obligado cumplimiento, refrescar la memoria colectiva de la sociedad mundial a fin de evitar la repetición futura de unos hechos altamente condenables que han dejado una mancha imborrable en la dudosa reputación del ser humano.Sin embargo, una somera mirada hacia el devenir histórico posterior a estos horribles crímenes parece confirmar aquello tan manoseado de que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.Sucintamente, puedo recordar las atrocidades cometidas por el camboyano Pol Pot y sus khmers rojos en aras a una uniformidad política en cuyo nombre sagaces conductores de masas como Stalin y Mao-Tse-Tung institucionalizaron el asesinato sistemático y premeditado de disidentes y detractores.
En nombre de una limpieza étnica que encubre otras aviesas motivaciones, la mayoría hutu enloqueció en una ordalía de sangre dirigida contra sus rivales tutsis en la olvidada Ruanda.Y muy cerca de aquí, no hace tanto que viejas rencillas vecinales resucitaron en la extinta Yugoslavia para justificar la reinvención del horror de los campos de concentración y la aniquilación masiva de seres humanos por razón de raza o religión.Y a diario podemos observar a través de la imagen catódica de nuestros aparatos de televisión, ese conflicto enraizado poderosamente en Palestina que indica, fehacientemente, lo poco o nada que los herederos de aquellos que perdieron sus vidas por su origen hebreo, han aprendido de aquella luctuosa lección de la historia humana.

Parece que los seres humanos portamos en nuestro interior la semilla del mal aletargada, esperando que se den las condiciones necesarias para su germinación.Quizás la solución pase por aislar el crecimiento de esa semilla para evitar su propagación, dado que exterminarla sería como exterminar a la misma conciencia humana.Un solo plantón podrá desarrollarse, aunque tarde o temprano, sin el soporte y la protección de otros como él, terminara por secarse y desaparecer.Siempre nos queda la esperanza de confiar en el ser humano.

Saludos.

Etiquetas: ,

9 Comments:

Blogger Peggy said...

Es que no hemos avanzado nada , somos cromañones con tecnologia :)

9:58 p. m., enero 28, 2007  
Blogger patri said...

no por su crudeza hay que dejar de leer tú post. Sería como ponerse una venda a todo lo que pasó entonces. Estoy de acuerdo con Peggy en que se ha avanzado en tecnología pero en el resto parece que vamos para atrás. Y tb e identifico con tú última frase. Confiar!

9:54 a. m., enero 29, 2007  
Blogger Galufante said...

Peg:

O tecnólogos diplomados en cromañología...ha aumentado la capacidad cerebral, aunque eso no significa que haya decrecido el vacío interior...

Patri:

Cierto, no podemos ponernos vendas ante aquello que no queremos ver...porque aunque las pongamos, la realidad está delante de nuestros ojos...
Confiar, es tan fácil decirlo...

Agur.

6:46 p. m., enero 29, 2007  
Blogger NATRIBU said...

Que bien que has escrito (hacía tiempo que no me leía un post tan largo de nadie...). Y que razón tienes en todo (por desgracia)...

2:18 p. m., febrero 06, 2007  
Blogger Galufante said...

Natribu:

Es triste que tenga razón en eso...bienvenida a este tu blog amigo, estilosa...

Agur.

9:53 p. m., febrero 07, 2007  
Blogger Hernan said...

Si, pero seguirnos escandalizandonos por el holocausto cuando hoy en dia tenemos atrocidades del mismo calibre cometidas, precisamente, por personas que se dicen espantadas por los crimenes como ese. Digan si no es paradojico que una nacion que fue perseguida, vuelva a realizar crimenes que aunque no son el exterminio masivo, son flagrantes y constantes violaciones y crimenes contra otros seres humanos. O si paises como Inglaterra, que van a la guerra a defender la "democracia" de la mano de los americanos, no actuan con hipocresia, siendo ellos unos de los mayores esclavizadores y opresores en la historia de la humanidad. El holocausto fue horrible, pero la gente no ha aprendido nada de el. Tenemos horrores similares en el presente y no los vemos. O los vemos, pero nos portamos como hipócritas o porque no nos conviene señalarlos, o porque no nos interesa.

4:42 a. m., julio 13, 2007  
Blogger Galufante said...

Hernán:

Tan presentes los tenemos que los vemos a diario en los noticiarios...comparto que somos un tanto hipócritas en nuestro fingido despecho por el pasado reciente y el más absoluto olvido del presente candente...Y lo peor, es que desconocemos o queremos desconocer otros holocaustos cotidianos que no están causados directamente por conflictos bélicos ni políticos pero que causan muchas más víctimas...de otro color, claro...

Agur.

5:54 p. m., julio 14, 2007  
Anonymous Cte. Cienfuegos said...

1º Los nazis no mataron 6 millones de personas, sino 20 millones de los cuales 6 millones eran judios, los otros 14 millones (más del doble que lo denunciado) parecen no existir; a no ser que un individuo de origen eslavo o magiar (etnias también impuras para los arios) no se los considere seres humanos. No habrá cierta discriminación en este craso olvido? Sabrá Dios.
2º Creo cualquier poder político sustentado en el terrorismo (de arriba o de abajo) hace meter la cabeza bajo la almohada, mil hombres perfectamente armados y adiestrados pueden someter a un población de 8 millones de almas con relativa facilidad. Muchos por miedo o prudencia callan. Aquel que este libre de pecado tire la primera piedra.

6:23 p. m., abril 28, 2010  
Blogger new man said...

Por qué estos temas no son de debate o dominio general? Como si no estuviéramos involucrados...

11:04 a. m., enero 04, 2015  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter