<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

miércoles, diciembre 27, 2006

DULCAMARA

Solanum dulcamara, una especie vegetal adscrita a la extensa familia de las solanáceas, constituye otra muestra veraz acerca de la contradicción existente entre apariencia externa y esencia interna que tan comúnmente se presenta en la naturaleza.Algún incauto podría pensar a la vista de sus pecioladas hojas de un verde intenso, de sus vistosas flores violetas pentapétalas y sus correspondientes anteras de color gualda, de sus incitadoras bayas rojizas con sabor amargo al principio y dulce despues, de ahí su nombre, que de tal maravilla botánica nada malvado se podría esperar.

Pero al igual que multitud de especies animales y vegetales, la exultante belleza que irradia de la dulcamara se convierte en una seria advertencia hacia sus posibles predadores, humanos entre ellos.Toda la planta es altamente tóxica para el ser humano por los numerosos alcaloides que se hallan en cada una de sus partes.Aunque, al mismo tiempo, sus principios activos, una vez sintetizados desde la planta, se emplean terapéuticamente para atajar y sanar diversas dolencias.

Bittersweet, como se la conoce en el idioma de Shakespeare, ofrece sus engañosas bayas agridulces para deleite exclusivo de la vista, en una nueva reedición de aquel añejo dicho popular de mírame y no me toques.Parafraseando una manoseada cita bíblica, podríamos decir que la tentación siempre está ahí afuera, en forma de dulcamara, madroño o boletus.En nuestro entendimiento y conocimiento se encuentra la entereza de espíritu para rechazar esa cautivadora tentación.Y una manzana, perdonen este inciso deslavazado, no creo que se pueda considerar una tentación.Más bien, un apetitoso fruto.

Saludos.

Etiquetas:

Hit Counter