<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

sábado, diciembre 02, 2006

ESTROMATOLITO

Hace la friolera de 3500 millones de años, una enormidad desde el punto de vista antropocéntrico, una nimiedad cosmológicamente hablando, la fisonomía externa de nuestro planeta era radicalmente distinta de su versión actual.En aquella escena primigenia de violentas erupciones volcánicas, en una atmósfera dominada por hidrocarburos como el metano y primitivas formas de vida pluricelular ocupando nichos protectores como el marino, empezaron a desarrollarse estructuras sedimentarias, principalmente compuestas por carbonato cálcico, producto de la actividad metabólica de sencillos especímenes como cianobacterias y algas procariotas.

Como por arte de magia, y tras millones de años de constante construcción, la acción combinada de la fotosíntesis de los organismos clorofilados junto con la precipitación y concreción de los carbonatos que componen el exoesqueleto de organismos asimiladores de calcio, como corales, moluscos, diatomeas, equinodermos, crea colosales formaciones columnares calcáreas que sólo detienen su crecimiento al alcanzar la superficie marina.Generaciones de diversas especies animales y vegetales asociadas simbióticamente para favorecer el desarrollo de la vida sobre la Tierra.

Los estromatolitos, grandes desconocidos para el común de los mortales, jugaron un papel determinante en la conformación de la actual constitución química de la atmósfera en la que respiramos hoy.Es sabido que todos los animales complejos consumen oxígeno como combustible para realizar sus funciones metabólicas.Y si hoy podemos respirar ese vital oxígeno, en parte es gracias a la sorda y eficaz labor de las comunidades biológicas que componen los estromatolitos, sobre todo esas diminutas algas que ocupan el nivel superior, el más cercano a la fuente energética solar, liberando continuamente esas moléculas de oxígeno que, cuando la vida estaba en mantillas en este planeta, purificaron una ponzoñosa e irrespirable atmósfera de metano y la convirtieron en lo que hoy podemos disfrutar.

Lejos de convertirse en una reliquia de un remoto pasado, siguen existiendo formaciones estromatolíticas en diversos puntos del planeta como la costa occidental de Australia, Bahamas y algunas áreas del Mar Rojo.A su manera, siguen contribuyendo a engrosar el contenido en oxígeno de nuestra depauperada atmósfera.Resulta curioso observar como se desprenden inapreciables burbujitas del preciado gas buscando escapar del líquido fluido que las retiene.Lo seguirán haciendo mientras puedan.Y mientras les permitamos hacerlo, claro.

Saludos.

Etiquetas:

Hit Counter