<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

sábado, noviembre 11, 2006

CELOSÍA

Una poderosa marea cultural se fue desplazando hacia el oeste, imbricando a su paso todo el norte del continente africano de su fuerte influjo, desde las ardientes arenas del desierto arábigo que asistió al alumbramiento de una de las más importantes religiones monoteístas del mundo.Su impulso conquistador no se detuvo al otro lado de las columnas de Hércules, sino que animosos volcaron su empeño en derrocar una decadente dinastía visigótica, heredera de la tradición romana, que gobernaba el solar ibérico desde la caída del viejo Imperio Romano.Su imparable avance hubo de encontrar un obstáculo insalvable como resultado de la derrota musulmana en Poitiers(732) combatiendo contra los francos de Carlos Martel.Desde ese momento, los ímpetus mahometanos se refrenaron para conservar, cultivar y engalanar la que llegaría a ser la perla del mundo musulmán, la fértil y ensoñadora Al Andalus.

Los obradores, artesanos y arquitectos árabes aportaron numerosas soluciones aplicadas con sabiduría a las edificaciones y monumentos que caracterizan el arte árabe como los suntuosos palacetes señoriales o las sagradas mezquitas de culto.Restringida absolutamente la representación de figuras humanas y animales como motivos ornamentales, tal y como el Corán prescribe, los artífices árabes idearon imaginativas innovaciones para soslayar tal impedimento.El dominio y maestría en el uso del estuco permitió la realización de originales apliques simulando formas geométricas y vegetales que pueblan techumbres y muros, los conocidos arabescos.

La celosía aparece como una solución constructiva que resuelve el problema de una excesiva insolación típica de la geografía nativa del Islam a la vez que permite una tenue iluminación del recinto interior, a salvo de los rigores del infernal calor solar exterior.Vanos abiertos en las gruesas paredes cubiertos por intrincados motivos geométricos que filtran los rayos del sol produciendo un sugerente juego de luces y sombras, tan proclive a escenas de harenes y mazmorras.

Permeable a la influencia musulmana de su contexto histórico-geográfico, el arte románico hispano adoptará con posterioridad tal innovación para decorar los mínimos ventanales de iglesias, abadías y monasterios que se abren en los abultados lienzos murales.De tal manera que compiten en cuanto a virtuosismo y elegancia con sus homónimos del otro lado del Guadalquivir.

En muchas ocasiones, cuando visitamos un monumento artístico de aquella lejana época de antagonismo religioso, divisamos en una altísima celosía toda la belleza que la construcción reúne en sí misma, tan árida, tan arcaica, tan simple, tan exenta de encanto.Tal vez sea por la premura de ese rayo de sol que penetra la estancia y la llena de un fulgor sobrenatural, ofreciendo la visión mística perseguida por sus instigadores.Y de ahí al trance sólo hay un paso.El paso de la celosía.

Saludos.

Etiquetas: ,

5 Comments:

Blogger Peggy said...

yo diria mas bien en la arquitectura preromanica , arte visigodo y mozarabe , ahi la influencia muy notable , el propio arco mozarabe cristiano es una imitacion del arabe .....sincretismo :)

De todas formas hay teorias que afirman que no existe una identidad continua o sustrato estetico unico en el arte del Islam , y en cierta medida es asi , las conquistas de diferentes territorios hicieron adaptar las formas preexistentes en cada uno , reinterpretandolas .Esta contraposicion es muy evidente con el arte cristiano , romanico o gotico de canones muy similares en toda europa .



Asi es muy evidente la diferencia entre el arte islamico de nuestro pais con el persa o Indio , la alhambra , nada tiene que ver con el taj mahal

9:28 p. m., noviembre 12, 2006  
Anonymous ana said...

No comparto su opinión de que el arte románico esté exento de encanto.
A mí me parece soberbio, probablemente porque está impregnado de una tremenda cantidad de simbología, carga histórica, humanidad...a mí me transmite mucho, muchísimo.

También ayuda la gracia que tuvieron al elegir los sitios donde levantar sus iglesias pequeñas, modestas, respetuosas, integradas, imponentes.

Pa gustos los colores.
Beso.

9:36 a. m., noviembre 14, 2006  
Blogger Galufante said...

Peg:

Agradecido por tu acertada puntualización...me ha gustado eso del sincretismo...

Anita:

Bueno, si has llegado a deducir eso de lo que he escrito, creo que no he sabido transmitir lo que quería...no dudo del su encanto, aunque convendrás conmigo respecto a la austeridad, a la sobriedad, a la simplicidad del mismo...Y es cierto, algunos parajes son verdaderamente idílicos...

Agur.

12:01 p. m., noviembre 14, 2006  
Blogger Peggy said...

Un romanico maravilloso es el del valle del Boi , Taull ...etc en la ribagorda ...primitivo , con influencia Lombarda ...un viaje para disfrutar

7:11 p. m., noviembre 14, 2006  
Anonymous ana said...

A mí me parece que precisamente por austeras, por sencillísimas, por humildes, por la falta de recursos materiales, estéticos y arquitectónicos, es por lo que me llaman tanto la atención.
Simplicidad.
Pero también me gusta el Barroco...me gusta casi todo, soy más apañá que un jarrillo de lata.

Completamente de acuerdo, Peg, el románico de los valles catalanes, una auténtica belleza. Y se come de escándalo!

Besos a repartir

11:33 p. m., noviembre 14, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter