<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

jueves, diciembre 29, 2005

PARÁBOLA DEL HILO

Resulta paradójico observar nuestra propia evolución a lo largo de la existencia que nos ha correspondido describir, enfatizando particularmente sobre el tejido social y relacional que entretejemos desde el momento en el que empezamos a tener verdadera conciencia de nuestra identidad.

En la infancia, se presenta todo un universo de estímulos, la inocencia de nacimiento facilita el establecimiento de una amplia red de relaciones de incipiente carácter social, la anchura de nuestro camino se antoja ilimitada, inabarcable.

Durante nuestra juventud, aparecen nuevas experiencias, se empiezan a sentar las bases sobre las que se desarrollará nuestra personalidad, pero a medida que avanza el reloj biológico, inexorablemente, se va reduciendo en la misma medida la posibilidad de cambiar de dirección, incluso de camino.

Edad adulta.Una vez asentada nuestra personalidad, se presentan nuevos retos vitales que asumimos voluntariamente, nuestra capacidad de decisión es alta, el convencimiento autoasumido acerca de los retos que nos planteamos a diario nos aboca inevitablemente hacia una sola dirección, de la que raramente solemos separarnos.
Nuestro universo relacional, involuntariamente, se reduce cada vez más, hasta llegar a convertirse en un delgado hilo que sustenta nuestra existencia.

Es tarea ardua y fatigosa tener que luchar por mantener el hilo dentro de un intervalo saludable, pero estimo que no hay que abandonarse a su suerte.Espero encontrarme alejado de tal umbral.

Ustedes que tienen la deferencia impagable de recorrer con sus ojitos mis garabateadas frases, conocen su umbral?

Saludos.

Etiquetas: ,

3 Comments:

Blogger Chabacano said...

Acabo de encontrar esto de Ortega y Gasset que viene al pelo:

"Poca es la vida si no piafa en ella un afán formidable de ampliar sus fronteras. Se vive en la proporción en que se ansía vivir más. Toda obstinación en mantenernos dentro de nuestro horizonte habitual significa debilidad. El horizonte es una línea biológica , un órgano viviente de nuestro ser. Mientras gozamos de plenitud, el horizonte emigra, se dilata, ondula elástico, casi al compás de nuestra respiración. En cambio, cuando el horizonte se fija, es que se ha anquilosado y que nosotros ingresamos en la vejez."

1:12 p. m., diciembre 31, 2005  
Blogger Lula Towanda said...

Solo la resignación te lleva a pender de un hilo. La edad biológica está dentro de uno, y es la propia persona la que se cava su fosa. Muy interesante lo de Ortega y Gasset

6:22 p. m., enero 01, 2006  
Blogger Galufante said...

Interesante reflexión orteguiana...La comparto y la asumo plenamente...
Lula, sabes cuanta gente vive sumida en la resignación????

Agur.

11:33 a. m., enero 02, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter