<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

sábado, junio 03, 2006

UNA MOLÉCULA

Resulta incomparablemente admirable y, a la vez, puede parecer algo tremendamente ordinario, exento de cualquier estímulo que pueda desencadenar algún tipo de profunda reflexión sobre el particular, la cotidiana inmersión personal dentro del marco vital en el que nos desenvolvemos diariamente, un complejo ecosistema de índole urbana que no por ello deja de reflejar la apabullante pluralidad que preside la coexistencia de múltiples formas de vida.

Hace mucho tiempo que se aceptaron científicamente las sesudas teorías evolucionistas de Charles Darwin que intentan encontrar una explicación razonable acerca del origen, la difusión y la evolución de los organismos dotados de vida autónoma sobre la faz de la Tierra.Si pensamos que nuestra era, cronológicamente hablando, apenas queda circunscrita dentro de lo que podría considerarse un infinitésimo instante del imparable reloj que marca las pautas de nuestro mundo terrenal, se llega a la conclusión de que son factibles todos esos cambios y mutaciones genéticas que han contribuido a la diversidad actual de formas de vida, tanto vegetales como animales.

Más peliagudo se presenta el controvertido tema del origen de la vida sobre este planeta.Existe un acuerdo unánime dentro de la comunidad científica acerca de la íntima relación entre la presencia de vida y la molécula de Acido Desoxirribonuleico(ADN).Si un hálito de vida existe sobre la superficie de este planeta, está ligado a la aparición de este microscópico milagro biológico y su capacidad única de autoreplicación que es el postulado esencial que confiere la cualidad de la propia vida.

Sigue siendo un misterio insondable para la ciencia encontrar una hipótesis plausible para poder explicar como se pudo crear un compuesto químico de tal naturaleza prodigiosa dentro de un entorno abiertamente hóstil para su desarrollo como debió serlo la superficie terráquea hace miles de millones de años.Tal vez, nunca podamos conocer el origen de nuestro legado genético, aunque tampoco dejaremos de seguir indagando acerca de las circunstancias que determinaron su feliz concepción, para nuestra suerte.Quizás la respuesta se encuentra dentro de nuestro respectivo e identificativo ADN.Aunque me declaro incapaz de encontrar ni el modo ni la cuestión a plantear.Las filosofías orientales asocian la búsqueda del conocimiento con la saludable práctica de la introspección personal.Supongo que se puede alcanzar el nivel molecular, introspectivamente hablando.Habrá que plantearse seriamente la asunción de los planteamientos zen.Aunque, para ser sincero, creo que lo dejaré para otro día.

Saludos zen.

Etiquetas: ,

4 Comments:

Blogger Lula Towanda said...

Terminas tu post como lo haría Escarlata O’Hara, mi heroína favorita.

¡Bienvenido al ADN del mundo laboral!
Te veo cantando la canción de Tristeza não tem fin, felicidade sim.

4:42 p. m., junio 03, 2006  
Blogger Galufante said...

Lula:

Afortunadamente, he encontrado un nuevo caldo de cultivo para mi deslustrado ADN...

Agur.

4:50 p. m., junio 04, 2006  
Blogger Carlos el hormigo said...

Personalmente, considero la aproximación científica mucho más comprensible y eficaz que los planteamientos zen. Será que la ciencia es mi religión y no tengo la mente del todo abierta. De todas formas, más nos vale prestigiarla, visto que hasta a Darwin se lo pone en duda desde influyentes foros de opinión, con barbaridades como la teoría del "diseño inteligente".

11:34 p. m., junio 05, 2006  
Blogger Galufante said...

Carlos:

Si algo he aprendido durante todos estos años que componen mi dilatada andadura por este valle de lágrimas es abominar de cualquier noción celestial, por golosa que pareciese...Es una realidad que la ciencia todavía no puede explicar fenómenos que ocurren realmente, aunque a diferencia de otras visiones cosmogónicas no se erige como poseedora de la verdad absoluta...
A pesar de ello, y como mal menor, seguiremos confiando en el método científico...

Agur.

1:13 p. m., junio 06, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter