<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

jueves, marzo 16, 2006

EL SUEÑO DE UNA NOCHE DE...

Ponga aquí cada una lo que le plazca, aunque convendremos en que no todas las personas pueden gozar plenamente del placer que comporta un reparador sueño.Cada noche, supongo que para una gran mayoría, dejamos caer nuestro baqueteado cuerpo sobre el acogedor lecho que nos transportará a las regiones oníricas, obteniendo un descanso reparador de las actividades cotidianas que permite cargar las pilas para afrontar un nuevo día.

La profundidad del sueño incide directamente sobre la calidad de vida de las personas, de modo que un sueño superficial rondando la semivigilia, azaroso, inquieto, obsesivo hasta la compulsión llevará acarreada una carga adicional de nerviosismo, malhumor, abulia que se trasladará irremediablemente al entorno cercano.

En el otro extremo se encuentra el sopor profundo que procura el necesario reposo al cuerpo y a la mente.Hay personas que se duermen en cuanto se lo proponen y su sueño es inmune a estímulos externos de cualquier naturaleza.Hay otras que, por el contrario, apenas consiguen conciliar un frágil sueño que suele verse interrumpido por multitud de percepciones, muchas de ellas de carácter mental.

Supongo que lo realmente deseable sería encontrar una saludable entente entre uno y otro extremo.Personalmente, siempre me ha maravillado la aparente facilidad con la que ciertas personas pueden llegar a dejarse caer en los brazos de Morfeo.Tal vez sea porque es algo que jamás he experimentado.Me conformaría con poder replegar las antenas cada noche.Es mi sino.

Saludos.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Perl Oui c'est moi said...

¿Has dormido mal hoy? Lo mio va por temporadas... últimamente poco y mal. Pero voy recuperando los fines de semana... Y siempre me prometo: esta noche me meto en la cama a las diez de la noche (jajaja, ilusa)

9:25 a. m., marzo 16, 2006  
Blogger Lostie said...

A mí también me da envidia la gente que se duerme enseguida y en cualquier sitio. Me cuesta mucho conciliar el sueño, aunque cuando me duermo, podría dormir 12 horas seguidas...
Besos

1:19 p. m., marzo 16, 2006  
Blogger Galufante said...

Perlim:

La verdad es que padezco de insomnio con bastante frecuencia, a pesar de que efectivamente, me meto en el saco a las diez de la noche...

Lostie:

A diferencia de tí, mi cuerpo me pide marcha en cuanto estima que el reposo ha sido el suficiente...Besos.

Agur.

7:19 a. m., marzo 21, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter