<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

martes, enero 17, 2006

GAYUBA

Inabarcables pinares señorean las vertientes montañosas de la serranía de Cuenca, en estos parajes el pino es el amo y señor del paisaje, la base del ecosistema que sustenta desde su copa hasta sus raices.

La gayuba crece a sus pies, como homenaje del rendido vasallo a su sumo hacedor y benefactor, contentándose con apoderarse del sustrato, sin intentar emular a su señor de sombra alargada y porte nobiliario.Y en su afán de conquista llega a formar verdaderos tapices suntuosamente decorados por sus lustrosas hojillas y sus frutos bermellones, frutos del deseo de los huidizos y escasos osos pardos peninsulares.

Pino y gayuba, gayuba y pino, conforman uno de los numerosos ejemplos de simbiosis botánicas hispanas.Por cierto, no intenteis imitar al oso, so pena de grave indigestión.Avisados estais.¿Alguien ha intentado deslizarse por un terraplén tapizado de gayubas?.Es lo más parecido a deslizarse con trineo por la nieve, pero sin trineo...y sin nieve...

Saludos.

Etiquetas:

8 Comments:

Blogger My own road story.... said...

No sabía lo que eran gayubas... y qué pasa? son venenosas?

Bonitos paisajes los de Cuenca.

Ah!... y el tema "empresa" es un puto asco... y una injusticia.

Saludos.

10:34 a. m., enero 17, 2006  
Blogger Galufante said...

Candy:

Bueno, digamos que no son comestibles para los humanos...despues de todo, nuestro estómago tampoco es un mortero...

Bonitos, sí señora, como bien reza el conocido lema: Cuenca es única...

Sí, lo de la empresa es una función continua de teatro con los papeles protagonistas bien delineados...Ya sabes...ajo y agua...

Agur.

12:07 p. m., enero 17, 2006  
Anonymous Carlos el hormigo said...

Vaya, qué bonito. Si la gayuba pudiera leerte se le rubozizarían hasta las hojas.
Es mi primera visita a tu blog, un saludo.

12:42 a. m., enero 18, 2006  
Blogger Galufante said...

Carlos:
Esa es la intención, buscar el rubor ajeno.
Gracias por la visita, espero que en adelante sea algo habitual...

Saludos.

7:02 a. m., enero 18, 2006  
Blogger Lula Towanda said...

Será que no me fijo, pero en los pinares de mi pueblo no hay gayuba, hay tomillo y romero.
Además en mi pueblo hay un enorme sabinar que deja pálidos a los pinos.

12:38 a. m., enero 19, 2006  
Blogger Galufante said...

Paisana, a ver si te has confundido de provincia.
Las sabinas son unos árboles poco comunes, pero con un color verde pálido que resalta en el entorno, sobre todo si está rodeado de otras coníferas de tonos verdes más oscuros..

Si quieres ver gayuba en directo y sin preámbulos, vente pa mi pueblo...que allí también abundan romeros, tomillos, ajedreas, salvias, bojes...

Agur.

7:09 a. m., enero 19, 2006  
Blogger Lula Towanda said...

La sabina es un árbol mediterraneo pero en mi pueblo hay un sabinar enorme que solo tiene sabinas. Estos árboles están protegidos y no se pueden talar. La madera de la sabina es noble y no tiene nunca carcoma. Dicen que la sabina es mala para la salud y que los alimentos que se guardan en estos muebles dan cáncer de hígado.
En los años 50 una sabina grande se venció en una tormenta, mi abuelo la terminó de talar y llevó la madera a lomos de caballería al pueblo que yo nací. Allí el carpintero le hizo a mi padre un escritorio a medida con su nombre grabado y la fecha. Ese mueble tiene más años que yo , lo utilicé para estudiar la carreta y siento veneración por él. Ahora está en la casa de mi pueblo.
Hace unos años los vecinos de mi pueblo talaron ilegalmente una hilera de sabinas de este bosque para hacer un camino forestal que les uniera a Carboneras. Había carteles de "Menos sabinar y más carreteras".

8:45 p. m., enero 19, 2006  
Blogger Galufante said...

Preciosa historia, paisana, supongo que para ti ese mueble tiene un valor sentimental incomparable...

Bueno, ya sabes como es la gente de pueblo...carreteras...para ir a ningún sitio...en fin...

Agur.

1:49 p. m., enero 20, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Hit Counter